Historia de Segovia

5
(8)
Historia Provincia Segovia

El territorio que ocupa la actual provincia de Segovia fue ampliamente romanizado, conservándose todavía varios testimonios de su viejo esplendor. Tras la caída del imperio y la ocupación visigoda, las viejas ciudades y campos romanos van a ser ocupados por este pueblo germano, que, sobre todo a partir del abandono del arrianismo en el siglo VII, va a convivir pacíficamente con el principal substrato étnico de hispanorromanos. La España visigoda fue conquistada de manera sorprendente por los musulmanes en la segunda década del siglo VIII. Este sería el hecho importante de la historia ya que va a influir poderosamente en la conformación del territorio segoviano.

A mediados del siglo VIII, las guerras civiles entre árabes y bereberes obliga aquellos abandonar el norte y centro de la península junto a las expediciones del rey asturiano Alfonso I. Dejaron con escasa población y sin articulación social el territorio para poder agrupar a la población de la Cuenca del Duero tras la cordillera asturiana. Con el apogeo del condado castellano de Fernán González en el siglo IX se empieza una tarea repobladora de varios lugares, entre los que se encuentran Sepúlveda o Sacramenia, siendo dañadas prontamente por los viajes de Almanzor a fines del primer milenio.

El territorio Segoviano durante estos siglos se encuentra escasamente poblado, pero no abandonado. Perdurarían grupos eremíticos, así como también grupos de ganaderos cristianos, sin organización política o social definida. También se encontrarían musulmanes dedicados principalmente a la agricultura. En 1085 con la conquista de Toledo por Alfonso VI, termina la crisis musulmana iniciada con la eliminación del califato cordobés. La rebeldía Almorávide obliga al rey Castellano-Leones a crear una línea fronteriza que afecta completamente el territorio segoviano tras la amenaza de la reconquista cristiana. Con pobladores que llegan de Asturias, Aragón, León, norte de Castilla y Francia, comienza la colonización definitiva de Segovia, Sepúlveda y otros lugares de la cuenca del sur confundiéndose con la población nativa.

En el reinado de Alfonso VIII, es cuando se activa la economía y los flujos repobladores promovidos por un crecimiento demográfico, que permiten la instalación y creación de innumerables aldeas. A mediados del siglo XIII el apogeo de la demografía Segoviana, vuelve a caer rápidamente como consecuencia de la emigración a la recién reconquistada Andalucía. A diferencia de otras ciudades del Camino de Santiago, en el que el traslado de viajeros de diferentes regiones europeas alentaba la instalación de vendedores y artesanos, la economía fronteriza del sur del Duero durante la época románica está basada principalmente en la agricultura y ganadería. La cultura a través de todo este tiempo, Segovia no ha conocido el desarrollo industrial y comercial que han dado pujanza a tantas otras ciudades españolas en las últimas décadas. Los años del desarrollo han beneficiado muy poco económicamente a Segovia. Es esta la principal razón de que su principal fortaleza es el turismo por lo bello, original e histórico.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.