Historia de Castilla y León

5
(2)

La Conquista Romana

Éste es el territorio de las Tribus Ástures, reciben su nombre de su frontera natural, este río, el Ástura, lo que hoy en día conocemos como Esla. Se organizaban, como otros pueblos del noroeste, se organizaban en castros, aldeas fortificadas y autosuficientes.
En el año 219 a.C, comienza la conquista romana de la Península ibérica. Una tras otra las tribus nativas son absorbidas por el imperio. Para el año 29 a.C. solo los Ástures y los Cántabros mantienen su independencia.
Es entonces cuando Roma, empujada por hacerse con el control de las numerosas minas de oro de la región, va a declararles la guerra.

Las guerras asturcántabras

Es entonces cuando comienzan las Guerras asturcántabras y se movilizan hasta seis legiones con el mismísimo emperador a la cabeza, entre ellos la Legio VI. La contienda se prolongará durante diez años, hasta que Roma se impuso. Pese a ser vencidos, las revueltas son constantes, así que en el 74 d.C. la Legio VII se asienta en el antiguo campamento de la Legio VI. Desde la que controlará el territorio hasta el final del imperio, dando origen a la ciudad de León.

División de provincias

La administración romana divide su imperio en provincias y éstas a su vez en conventos jurídicos. El antiguo
territorio de los astures para conformar el Conventus Asturicensis, con capital en Astúrica Augusta, la actual Astorga. Que posteriormente se integra en la provincia romana de Gallaecia. Estamos en el siglo V y aprovechando la
decadencia del Imperio Romano tres pueblos bárbaros cruzan los Pirineos. Los Suevos, una tribu proveniente del Báltico se instala en Gallaecia, donde reinará casi 200 años. Poco después otra nueva tribu bárbara, los Visigodos, se hace con el control del resto de Hispania.

El Reino de los Visigodos

Finalmente, en el año 585 derrotan a los suevos y se hacen con sus tierras, asimilándolas al Reino Visigodo de Toledo. Los godos separan del resto de la Gallaecia, el Ducado Asturiense, y crean también unas leyes comunes para toda Hispania, recopiladas en el Liber Iudiciorum o Libro de los Jueces. Mientras tanto, un nuevo pueblo ha
comenzado a expandirse por el sur del Mediterráneo.

Invasión Musulmana

En el año 711, los árabes cruzan el estrecho y vencen a los cristianos en la Batalla de Guadalete. Tras la derrota, el Reino de los Visigodos se viene abajo como un castillo de naipes y en apenas cinco años la península queda bajo dominio de los musulmanes.

La Batalla de Covadonga

Es entonces la figura de Don Pelayo, que acaudillando un puñado de hombres, se rebela contra el poder musulmán.
En el 722 el Gobernador de Gijón envía tropas para aplastar la resistencia y tiene lugar la Batalla de Covadonga. Los Cristianos salen victoriosos, y marcan así el inicio de la Reconquista y del Reino de los Ástures. Los sucesivos
Reyes van afianzando el dominio Cristiano hacia el sur, la capital se mueve Oviedo, se retoman Astorga y León y por fin, bajo el reinado de Alfonso III “El magno” se alcanza el Duero. La principal fortaleza de esta nueva frontera va a ser Zamora “la bien cercada”. El sucesor de Alfonso, García I traslada de nuevo la capital en el año 910, esta vez a la ciudad de León.

Nacimiento del Califato de Córdoba


Poco después Al-Ándalus independiza del resto del mundo musulmán, y es ahí cuando nace el Califato de Córdoba. El califa, Abderramán III reconoce al Reino de León como su principal enemigo y está decidido a borrarlo del mapa.

En el año 939 recluta más de 100.000 hombres y se dirige al norte encabezando su ejército. Las tropas leonesas del Rey Ramiro II, con ayuda del pequeño Reino de Pamplona, vencen de manera aplastante a un enemigo muy superior en la Batalla de Simancas. La victoria deja el camino libre y el Reino para seguir con su expansión, y con ello Salamanca es repoblada.

Nodicia de Kesos

De esta época data el que puede ser el primer testimonio de lengua romance en España: La Nodicia de kesos.
El latín ha seguido evolucionando desde la caída de Roma y en los territorios del Reino empiezan a nacer tres lenguas hermanas: gallegoportugués, castellano y asturleonés, del que es muestra la Nodicia.
En el año 1017, reinando Alfonso V, ve la luz el Fuero de León, que contiene leyes tanto para el Reino como para la capital.

El Fuero de León

Trata temas como el derecho a la seguridad personal, a la propiedad privada y a las garantías judiciales. Su importancia es tal que se considera la primera declaración de derechos
fundamentales de Europa
. Y será el referente para la mayor parte de los Fueros Medievales de la península.

El califato colapsa y se divide en más de 20 Reinos distintos, las Taifas. Es un momento de debilidad que León aprovecha, y bajo el Reinado de Fernando I y Doña Sancha, se normaliza el pago de Tributos o Parias, y los estados musulmanes entregan oro a cambio de no ser atacados.

El Reino de Castilla

Antes de morir, Fernando divide el Reino entre sus tres hijos varones, crea el Reino de Castilla para su hijo Sancho, entrega Galicia a García. y a Alfonso el favorito, le deja León. Sancho, el Rey de Castilla se hace por la fuerza con los Reinos de sus hermanos y los destierra. E el 1072 se hace coronar en León como Sancho II, pero ese mismo año un grupo de nobles se rebela contra él en la ciudad de Zamora, reclamando la vuelta de Alfonso.
Sancho va a asediar la ciudad rebelde, en el famoso “cerco de Zamora”.

La muerte del Rey Sancho II

Durante el asedio el caballero, Bellido Dolfos, sale en una atrevida maniobra a galope de la ciudad y mata al Rey de una lanzada, poniendo fin al conflicto y restaurando Alfonso VI en el trono, y así mace la Corona de León. Hablamos de corona como el conjunto de reinos gobernados por un mismo rey. Así, Alfonso se empieza a llamar emperador de toda Hispania, mostrando su preeminencia sobre los demás Reyes Cristianos de la Península.

La Reconquista de Alfonso VI

En el año 1085 toma Toledo con sus tropas, la antigua capital del Reino Visigodo, con todo su simbolismo. Hace también incursiones por al Al-Ándalus llegando incluso a Tarifa.
Era el primer Rey Cristiano que se bañaba en el estrecho desde la invasión musulmana, parecía que faltaba poco para terminar la Reconquista. Así que las tarifas desesperadas piden ayuda a los Almorávides, un imperio musulmán que
domina el norte de África. Los Almorávides reunifican el Al-Ándalus y hacen retroceder la frontera Cristiana, pero no son capaces de retomar Toledo.

La muerte e Alfonso VI

A la muerte de Alfonso VI sucede el turbulento reinado de su hija Urraca I, una de las primeras Reinas de Europa que gobernó en solitario. Su hijo, Alfonso VII sube al trono en 1126, dedicándose a pacificar el Reino, y en 1135 renueva el título de su abuelo y se corona en León emperador de Hispania.
Acuden a rendirle vasallaje el Rey de Pamplona, el Conde de Barcelona, el de Tolosa y varios condes de Gascuña y el sur de Francia. Sin embargo su primo Alfonso Henríques, conde de Portucale, no asiste y tiempo después se declara independiente, y surge el nacimiento del Reino de Portugal.
Alfonso VII en su condición de emperador y a cambio de que le rinda vasallaje, le concede el título de Rey. El Imperio Almorávide se resquebraja en nuevos Reinos de Taifas. De nuevo la ocasión es propicia y Alfonso extiende
sus dominios al sur en una serie de campañas. Pero como también le ocurriera a su abuelo una nueva invasión musulmana le frena.

Segunda Invasión Musulmana

Desde el norte de África, el Imperio Almohade vuelve a invadir la Península. Durante su reinado, Alfonso empieza a utilizar el león como símbolo personal y del Reino. Se trata del emblema heráldico más antiguo documentado en Europa. Al morir divide el Reino entre sus dos hijos, Castilla para Sancho y León para Fernando.
Fernando II repuebla ciudad Rodrigo y la fortifica para guardarse las espaldas del recién nacido Portugal. Los combates con Castilla van a ser constantes, y por ello esa frontera también se llena de fortalezas. Comienza la
conquista de lo que conocemos como Extremadura, llamada así precisamente por ser el extremo del Reino Leonés.

León la cuna del Parlamentismo

Se funda la orden de Santiago, que va a tener un protagonismo especial en la conquista y repoblación de este
nuevo territorio. Estamos en el año 1188, Alfonso IX sube al trono y ese mismo año convoca Cortes, el órgano asesor de los reyes, compuesto por miembros de la nobleza, altos eclesiásticos y, por primera vez en
Europa, miembros del pueblo llano, los representantes de las principales ciudades del Reino, es entonces cuando León se convierte en la cuna del parlamentarismo.

Primer Título Universitario en Bula Papal

En 1218 Alfonso IX se crea en Salamanca un Estudio General, el precursor medieval de la universidad, para evitar así que sus súbditos tengan que ir a estudiar a Castilla, pues pocos años antes se había fundado allí el Estudio General de
Palencia
. Años después, en 1255, la de Salamanca será la primera institución educativa europea en obtener el título de Universidad en una bula del Papa Alejandro IV.

La Reconquista de Alfonso IX

Alfonso continúa la reconquista tomando Cáceres, Mérida y Badajoz. A su muerte, en el 1230, su hijo Fernando que ya reinaba en Castilla como Fernando III, reclama el trono de su padre y une dinásticamente las coronas del León y de Castilla. Pero el Reino de León no desaparece, simplemente se integra junto a los demás dentro de la Corona de Castilla, conservando sus instituciones, fueros y peculiaridades. Así, las cortes de León y las de Castilla se reúnen por separado y sus resoluciones son también diferentes porque se rigen por otras leyes que no son las castellanas.

La unión de Castilla y León

Para administrar el reino, se crea la Merindad mayor del reino de León, a cuyo frente el Rey sitúa un merino mayor que gobierne en su nombre, más adelante esta institución es sustituida por el Adelantamiento del Reino de León.
A mediados del siglo XIV se unifican las cortes y leyes de todos los reinos de la corona, es entonces cuando aquel “Libro de los jueces” ,la legislación que crearon los visigodos, perderá su vigencia en los Reinos Leoneses.
A finales de ese mismo siglo, en 1388, los reyes de Castilla crean el título de “Príncipe de Asturias” separando así ese territorio del Reino de León.

Salamanca referente educativo

En las cortes de la Corona de Castilla, representan al reino los procuradores de las ciudades de León, Zamora, Toro y Salamanca. Además, la ciudad de León tenía que representar también los intereses de Asturias, así como Zamora los de Galicia, y Salamanca los de Extremadura. Durante el Siglo de Oro la Universidad de Salamanca se convierte
el referente educativo del mundo hispánico
. Las primeras universidades de América se crean siguiendo su estela, al utilizar sus cartas fundacionales como modelo. El pensamiento de la llamada “Escuela de Salamanca” va a sentar las
bases del derecho de gentes, del derecho internacional y la ciencia económica moderna.

La llegada de los Borbones

Llegamos al siglo XVIII y una nueva dinastía empieza a reinar en España, los Borbones, trayendo con sigo un nuevo modelo de estado más centralista importado de Francia. Los “Decretos de nueva planta” de Felipe V suponen la paulatina desaparición de las instituciones propias de cada reino, aún así, el Adelantamiento de León sigue vigente hasta prácticamente el fin del siglo.

La Guerra de Independencia

En 1808 el emperador de Francia, Napoleón Bonaparte, secuestra a los reyes de España e invade el país. Comienza así la Guerra de la Independencia. Ante el vacío de poder y de forma espontánea van a ir organizándose distintas juntas por todo el territorio. La Junta del Reino de León se proclama soberana y declara la guerra a Francia. Más tarde enviará representantes a una Junta Suprema Central que dirigirá la guerra a partir de ese momento.
Son históricos los sitios de Ciudad Rodrigo y Astorga y la gran victoria de la Batalla de Arapiles, en Salamanca, marcará un punto de inflexión en la guerra.

Reforma territorial y administrativa


En 1833 va a tener lugar una reforma territorial y administrativa que sigue vigente. El ministro Javier de Burgos
divide España en provincias y regiones, que se distribuyen atendiendo a la trayectoria histórica y a las similitudes de cada una respecto a las vecinas. Se crean entonces las provincias de Salamanca, Zamora y León, y se incluyen
en la Región Leonesa a la continuación moderna del núcleo del reino medieval.

La segunda república

Entramos en el siglo XX, durante la Segunda República las tres provincias votan para escoger un representante de la Región leonesa en el Tribunal de Garantías Constitucionales, un antecedente del actual Tribunal Constitucional. Este nuevo régimen republicano prevé la posibilidad de constituir comunidades autónomas. Se abre el debate acerca de la redacción de un estatuto de autonomía para la región de León, pero la cuestión no llega a trascender las páginas de la prensa, al producirse el estallido de la Guerra Civil y la llegada de la dictadura.

La Dictadura de Franco

En 1978 el Franquismo da paso a un nuevo régimen constitucional donde se retoma la idea de las comunidades autónomas. Tanto la región de León como Castilla la Vieja cumplen todos los requisitos para ello. Aún así, por razones de estado, se promueve el proyecto de unir las dos regiones en una macrocomunidad que en teoría, servirá de contrapeso frente a los nacionalismos periféricos. Después de que los sucesivos gobiernos centrales se nieguen a autorizar cualquier tipo de consulta oficial ,en 1983, se aprueba finalmente en el Congreso el Estatuto de Castilla y León, sin el consenso mayoritario que tuvieron el resto de estatutos y con multitudinarias manifestaciones en contra. Finalmente llegamos así a la que conocemos como Castilla y León.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.