Historia de Teruel

4
(1)
Historia de Teruel
Historia de Teruel

La historia de la Provincia de Teruel se remonta a la ├ępoca del paleol├ştico pues en este territorio fue encontrado uno de los descubrimientos m├ís importantes de Europa, ÔÇťel hombre molinoÔÇŁ, llamado as├ş porque fue hallado en una cueva de cristal muy conocida en la localidad de Molinos y son los restos de un hombre de Cromagnon que vivi├│ en la ├ępoca del paleol├ştico superior, tenia  aproximadamente 30 a├▒os, este individuo es el resto humano m├ís antiguo encontrado en esta provincia y todo Arag├│n. Estos hombres dejaron un legado muy importante a esta parte de Espa├▒a, pues fue en Teruel el primer lugar en el mundo donde se encontr├│ pinturas de arte rupestre prehist├│rico en enormes rocas que datan de 8.000 a├▒os, quienes descubrieron estas obras fueron Marconell en 1892 y Juan Cabr├ę en 1903, ellos encontraron, el Prado de los Toricos del Navazo, la Cocinilla del Obispo en Albarrac├şn y el abrigo de Calapat├í.

En esta provincia tambi├ęn es famosa porque se hallaron pinturas hechas por poblaciones de culturas de la edad de los metales quienes plasmaron su arte en refugios con un estilo muy particular de trazos muy esquem├íticos, entre los que destacan los grabados de Pozond├│n y la Fenellosa de Beceite.

Con el paso de los siglos la Provincia de Teruel fue evolucionando pasando de la Edad de Bronce a La Edad de Hierro, además su población tuvo que soportar los arrebatos de los conquistadores europeos y mediterráneos, como los iberos y los romanos que llegaron a sus territorios a someterlos e imponerles sus costumbres, además sufrieron conflictos muy importantes de España como la Guerra Civil.

Seg├║n estudios se├▒alan que  Teruel que esta ciudad se asentaba en Tirwal un enclave musulm├ín, aunque no se ha comprobado que restos encontrados en este lugar pertenecen a aquel sitio.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuaci├│n 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ┬íno hay votos!. S├ę el primero en puntuar este contenido.