Historia de Córdoba

5
(5)

Córdoba es una ciudad con más de 5 mil años de historia, allá por el tercer milenio antes de cristo ya había un asentamiento en la colina que hoy ocupa el Parque Cruz Conde. Este núcleo dedicado a la explotación agrícola y metalúrgica especialmente del cobre, la plata y el oro. De su sierra se vio favorecido por el río, un canal directo hacia el mediterráneo, navegable hasta su altura.
Este asentamiento denominado ya como Córdoba es decir ciudad del río o ciudad de los Turdetanos fue un enclave que funcionó desde muy pronto como centro rector del territorio en la órbita del mítico tartessos y abierto a la influencia cultural del mare nostrum en la primera mitad del siglo segundo antes de cristo tras décadas de coexistencia con el viejo núcleo de población Turdetano, Roma funda una nueva ciudad al nordeste, de nuevo en una colina para controlar el río

La nueva Córdoba mantiene el topónimo turdetano, y su importancia estratégica como puerto fluvial para las tropas y el comercio, le otorgará un papel determinante en la conquista de Hispania y los destinos de Roma. 

Es significativo de hecho, que las guerras civiles entre César y los hijos de Pompeyo acabaron a sus puertas, provocando su destrucción y la muerte de 22 mil de sus habitantes por su apoyo al bando perdedor. Pero lejos de darse por vencida, la ciudad renace de sus cenizas y en una sola generación recupera pleno protagonismo histórico tras ganar el favor del nuevo emperador Octavio Augusto.

Ya como colonia, amplía su perímetro amurallado hasta el río y la ciudad aspira a convertirse en un reflejo de roma. Con la ayuda de las élites locales inicia un proceso de monumentación urbana sin precedentes, a la altura de su condición como capital de la bética. Multiplica y ennoblece sus foros, levanta templos colosales en los que potencia el culto al emperador, clave ideológica del nuevo imperio y construye grandes edificios de espectáculos al servicio de la capital y de toda la provincia. 

El teatro que acogía las representaciones escénicas, el circo dedicado a las carreras de caballos y carros o el anfiteatro en el que tenían lugar los espectáculos de sangre incluidas las luchas gladiatorias y las ejecuciones. Enriquece también sus viviendas y monumentaliza a sus necrópolis, convirtiendo en mármol y bronce, lo que antes era ladrillo y piedra local. La nueva Colonia Patricia, capital de la provincia más rica de occidente y la única que permaneció en poder del senado romano, consigue con todo ello proyectar al mundo la imagen poderosa de su nuevo papel en el imperio y de su inquebrantable fidelidad a Roma.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.