Historia de Almería

5
(5)

Almería, la ciudad espejo del mar, es ya una ciudad milenaria desde su fundación en el año 955 por Abderraman III.
Se han escrito muchas páginas de su historia, cuyas huellas salen a nuestro encuentro a cada paso. La ciudad que llegó a tener el puerto más importante del Al Andalus Omeya. Este lugar ofrece la oportunidad de conocer su historia a través de sus monumentos, pero también a través de sus sabores, aromas, experiencias…

Almería siempre a sido vinculada al mar, desde sus orígenes a tenido una importante actividad portuaria, fruto de un intenso comercio del que hay muestras en todo el Mediterráneo. En la puerta de Almería es donde se encuentran los restos de la muralla que separaba la zona portuaria de la ciudad. Un espacio fundamental para conocer la historia de nuestra ciudad, ya que aquí aparecieron hace más de 30 años unos restos arqueológicos cuando se estaba construyendo el edificio de encima……concretamente se encontraron restos de la muralla califal en lo que se llamaba la puerta de las atarazanas, porque en el solar de al lado estuvieron ubicados los astilleros islámicos.
Además de la muralla en el interior del local se pueden ver restos de una factoría de salazones romana en los momentos en que Almería ha estado abierta al mar.

Alcazaba de Almería
Alcazaba de Almería

La cuidad de Almería ha sido una ciudad cosmopolita como también le pasó en época Andalusí, en época islámica y esto se comprende, efectivamente, en este espacio igual que subiendo a la Alcazaba. Las murallas de la ciudad crecieron con ella pasando por lugares como el Cerro de San Cristóbal a la que se puede llegar de la mano de una visita guiada mientras se disfruta de una de las mejores panorámicas de Almería. Uno de los puntos que se pueden visitar es el Cerro de San Cristóbal que tiene la función de mirador de la ciudad para que todos aquellos visitantes una vez que están en la cuidad, puedan hacer esa panorámica de la ciudad y sobre todo dentro de aquella parte musulmana de Almería y así poder entender cómo era aquella ciudad primitiva.

Desde este punto se puede ver lo que es el único resto de la muralla que ha perdurado en la ciudad, que es la Muralla de Jayrán. Esta muralla data del siglo XII, cuando surge el arrabal de la Musalla. Todas las murallas parten de la Alcazaba y uno de los conjuntos monumentales árabes más importantes de España, que se ubica en una posición dominante sobre esta ciudad imponente y majestuosa. A sus pies la escultura del rey Jayrán, cuyo reinado coincidió con la época de máximo esplendor de la taifa de Almería. El barrio que fue la antigua Medina centro neurálgico de la vida de la ciudad en sus orígenes.
Sus calles estrechas y de tortuoso trazado, son una muestra que perdura en el tiempo del urbanismo original de la capital almeriense. Caminando por estas calles llegamos hasta la iglesia de San Juan Evangelista, la que seria primera Catedral de la ciudad y anteriormente en el año 965, la Mezquita Mayor de Almería.
De ellas se conservan restos del muro de la quibla y del mihrab, con decoración almohade en estuco.

Nos dejamos llevar por aromas, esencias, sabores y sensaciones, placeres ancestrales que podemos disfrutar en la ciudad, en espacios como los baños árabes de Almeraya . La cuidad de Almería a querido recuperar una tradición milenaria en el centro de Almería, un poderoso bálsamo antiestrés, una te que es un complemento ideal de los baños y que podemos disfrutar de un momento de tranquilidad, de paz y de relajación.

Aljibes de Jayrán
Aljibes de Jayrán

El agua también es un elemento que fue protagonista en los cercanos Aljibes de Jayrán, construidos en el siglo XI servían para almacenar el agua que abastecía a la población de Almería. Otro aljibe árabe construido en la época de fundación de la ciudad se conserva en el interior del edificio que forma parte del conjunto monumental de la Plaza de la Catedral. Es un edificio de 1850, una antigua casa de la burguesía almeriense, y dentro del edificio hay un aljibe árabe con 1.000 años de antigüedad y además se ha respetado la configuración del edificio original, las anchuras de pasillos, la altura de techos…
La historia y la tradición de la ciudad se pueden conocer de diferentes formas, y una muy placentera es a través de nuestro paladar. En Almería podemos encontrar muchos lugares en los que hacer un alto en el camino para disfrutar de su gastronomía. Se sigue manteniendo muchas de las metodologías y de la gastronomía que se utilizaba en la cocina andalusí conservamos tanto las hortalizas como las verduras, el aceite de oliva, la almendra…
Siguen utilizando métodos de conservación tales como el escabeche, pero no con el objetivo de conservar sino con el objetivo de aportarle un aroma, un sabor y una textura distinta a la que la materia prima tiene, aportando sabores que hace mil años los almerienses ya podíamos disfrutar.

El mar, fuente de vida para la ciudad de Almería ha sido navegado a lo largo de los siglos por comerciantes, pescadores y piratas. Hoy podemos aventurarnos en sus aguas de una forma original y divertida mediante un kayak con fondo transparente, con kayaks puedes disfrutar de las aguas transparentes y viendo todo el fondo, todos los peces, toda la fauna y flora marina, además de ser un deporte para todo el mundo, ya que pueden ir niños desde 2 años en adelante y no es muy intenso, la actividad que es remar y se hace porque se quiere seguir viendo el fondo o para ver el entorno. Al caer la noche contemplamos una Almería diferente y misteriosa.
Sus calles han sido testigo de historias que vuelven a la vida convertidas en relatos y leyendas. Algunas de ellas podremos conocerlas mediante una visita nocturna guiada. En la cuidad también esta la catedral, fortaleza de Almería y para contar una historia sobre una reliquia que seguramente todos conocen , el Santo Grial. La habréis visto en multitud de películas y de series, y yo os voy a decir hoy que es muy posible que estuviera durante unos cuantos años en la catedral de Almería. Esta reliquia contaban, que tenía propiedades milagrosas, por ejemplo decían que el que bebiera o comiera de una bandeja de color esmeralda, la cual se dice que se utilizó en la última cena, podría alcanzar incluso la vida eterna. Sus más de 1.000 años de historia han configurado una Almería donde las esencias del pasado aún perviven. Una ciudad donde mira el reflejo del mar, en la que la piedra encierra los secretos de lo que fue y donde al oír una leyenda nuestra imaginación vuela, transportándonos a un pasado que hoy podemos saborear sentir y disfrutar.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.