“Messi tardará semanas en volver a ser Messi” – ÚLTIMA HORA ESPAÑA


Los preparadores físicos del fútbol de élite están absolutamente convencidos de que, por más disciplina, ejercicios individuales y predisposición que tengan sus futbolistas, va a ser muy difícil, mucho, que los equipos y sus estrellas muestren un tono competitivo, colectivo e individual, similar al que tenían antes del parón por el coronavirus a no ser, coinciden todos, que pueda concedérseles la posibilidad de realizar una pequeña pretemporada, partidos amistosos incluidos, de dos semanas o diez días.

Todos los preparadores consultados por El Periódico coinciden en que, lógicamente, pese a que las condiciones son idénticas para todos los equipos, una cosa es haber sufrido algún o algunos casos de contagio en el equipo como, por ejemplo, está ocurriendo en el Espanyol de Barcelona, o estar limpio; ser joven o veterano; ser titular o suplente; ser un jugador decisivo o complementario; ser futbolista de juego o de gol; vivir en un piso o disfrutar de una casa con jardín y hasta gimnasio, como poseen algunas estrellas.

El ejemplo de Messi

“Una cosa tengo clara, muy clara: Messi, que es el mejor y practica un tipo de fútbol, de juego, de penetración, de jugada complicadísima, por sencilla que parezca, va a necesitar algunas semanas para volver a ser el Messi de siempre”, comenta Paulino Granero, preparador físico del CSKA de Moscú y de la selección rusa. ¿Por qué?, pues, sencillamente, “porque esa jugada mortal de Messi solo puede realizarse a pleno rendimiento y con eficacia si estas en forma, pues se trata, no de una trayectoria vertical, como suelen hacer los demás futbolistas, sino curvilínea y, en ese recorrido tan peculiar, intervienen muchas musculaturas y necesitas capacidad de giro, máxima velocidad, cambios de dirección, quiebro, flexibilidad…y todo eso, por más que te ejercites en tu jardín o en el pequeño campo de fútbol que tiene él en su casa de Castelldefels, no sé si podrá hacerlo asi, de pronto, tras un parón tan largo”.

“La jugada que hace Messi, que parece fácil, es una trayectoria curvilínea y, para hacerla, necesita que toda su musculatura esté en perfecto estado, a tope”

Paulino Granero

Preparador físico del CSKA de Moscú y Rusia

Granero asegura que “después de tres días de no entrenarte con normalidad, todo lo que es el sistema cardiorespiratorio y neuromuscular se resiste, porque nada, nada, es como entrenarte con tu equipo. Ese es el único entrenamiento válido cuando estamos hablando de la alta competición. Hay que ponerse las botas, saltar al campo, once contra once, correr, chutar, impactar con el balón, girar, sprintar, acelerar, frenar bruscamente, chocar…hay que entrenar como se compite de lo contrario nada sirve, bueno, sí, para mantenerte algo en forma individualmente, pero nada más”.

El técnico del CSKA de Moscú cree que “lo único que determina la calidad individual, el buen nivel de un equipo es la asociación entre jugadores, pues solo en situación de equipo puede verse la calidad individual de cada futbolista”. Granero está convencido de que “si regresamos a la competición con precipitación, sin esa pretemporada de, al menos, quince días, y exigimos que nuestros futbolistas jueguen a tope los 94 minutos de partido empezarán a aparecer las lesiones, pues no hay ser humano que soporte un esfuerzo así, máxime si se pretende jugar dos y tres partidos por semana para recuperar jornadas”.

El ayudante de Jordi Cruyff

Juan Torrijomano derecha de Jordi Cruyff en la selección de Ecuador, coincide plenamente con Granero. “Si queremos hacernos una idea real de lo que puede significar este parón para los grandes equipos, solo tenemos que fijarnos en algo tan sencillo como lo que les ocurre a los jugadores que son suplentes en las grandes plantillas, aquellos que solo juegan, de vez en cuando, y siempre, siempre, acusan problemas de adaptación y ritmo. ¡Imaginémonos lo que será eso tras semanas de paro!”

“Nos faltará ritmo competitivo porque una cosa es mantenerse en forma individualmente y otra, muy distinta, competir”

Juan Torrijo

Preparador físico de Ecuador con Jordi Cruyff

“Es evidente que todo el mundo necesitara hacer una pequeña pretemporada”, sigue comentando Torrijo, “porque lo que más se ha perdido es el ritmo competitivo, que ni siquiera se consigue juntando 22 futbolistas en un césped de 104×68 pues, incluso, cuando jugamos amistosos de pretemporada nos reservamos mucho. Lo único que te pone en forma es la competición real. Mantenerte en forma, individualmente, tal vez puedas, pero competir es otra cosa muy distinta”.

Hay preparadores físicos, según explica Torrijo (“nosotros lo hicimos en China cuando nos pararon un par de veces la competición durante dos o tres semanas”), que preparan videos de ejercicios específicos para defensas, centrocampistas y delanteros, se los remiten a sus jugadores para que los hagan y, luego, reporten sus sensaciones. Dani Pastorpreparador físico del Mallorca de Vicente Moreno, cuenta que algo de eso han hecho “después de cerciorarnos que todos nuestros jugadores cuenta con el material imprescindible para hacer un buen mantenimiento y los que carecían de instrumentos o se los hemos comprado o se los hemos alquilado”.

Parón en el peor momento 

Pastor está convencido de que los futbolistas españoles son muy, muy, profesionales y, en ese sentido, no tiene duda alguna de que todo el mundo se está cuidando “y mucho” en sus casas. “Otra cosa, por supuesto, es que no es lo mismo gozar de una casa magnífica, con jardín y amplitud, que vivir en un piso y tener que salir al balcón, a la terraza o, incluso, bajar al parking de tu edificio a ejercitarte”.

“Ninguna situación real que se produce en el campo de juego puede imitarse en un gimnasio, jardín, terraza o párking”

Dani Pastor

Preparador físico del RCD Mallorca

Para Pastor, que afirma que “no es lo mismo que te llegue este parón cuando estas, tranquilo, en medio de la tabla que, como nos ocurre a nosotros, peleando, día a día, por eludir el descenso”, “no poder reproducir los ejercicios con balón y el aspecto táctico que impone Vicente (Moreno) es, sin duda, un problema para mantenerse en forma. No hay situación real que pueda imitarse en ningún sitio por más voluntad que los chicos le pongan al ejercicio”.

“Por suerte nos movilizamos rápidamente y enseguida nos reunimos el cuerpo técnico, los médicos, los nutricionistas y la gente de logística para saber qué tenían y no tenían los futbolistas en cada una de sus casas, con el fin de saber qué tipo de entrenamiento y ejercicios les podíamos diseñar”, cuenta Marcos Álvarezuno de los preparados físicos del Betis. Cada uno de los tres preparadores béticos se cuida de un grupo reducido de ocho futbolistas, que cada día deben enviarles un informe con su actividad, peso, temperatura, pulsaciones y demás datos.

Recuperar ritmo competitivo

Los futbolistas del Betis, que desayunaban y comían en su ciudad deportiva, siguen recibiendo la comida y la cena en su casa “porque es la mejor manera de saber que comen bien y lo que deben”, así como las distintas tutorías con videos. Álvarez también es de los convencidos de que “aunque sea quitándoselas a la selección, deberíamos de tener, al menos, un par de semanas de pretemporada para poder recuperar el ritmo de la competición. En casa es imposible hacer ejercicios de ritmo, de intensidad, hay que golpear el balón en serio, pues los golpeos en entrenamientos grupales son lo único que pone a prueba la musculatura del futbolista”.

“A los jugadores les enviamos, cada día, la comida y la cena y ellos, al final de la jornada, deben remitirnos sus datos personales: temperatura, peso, tensión…”

Marcos Álvarez

Uno de los tres preparadores físicos del Betis

Granero, Torrijo, Pastor y Álvarez coinciden, como ven, en casi todo y, sobre todo, en que se trata de una situación “tremendamente excepcional” y, por tanto, hay que salir de ella con la mejor salud posible, con el deseo de que todos los países se recuperen lo antes y mejor posible y, por lo que hace referencia al fútbol, tratar de devolver cuanto antes la ilusión y alegría a la gente. “Todos partimos de la misma situación y, posiblemente, cuando se reanuda la competición, sobre todo al inicio, se verá quien ha hecho mejor los deberes, estos complicados deberes, que todos hemos tenido que ir improvisando sobre la marcha”. Ellos cuatro y todos sus compañeros de profesión, que suelen intercambiar bastante información, tienen la impresión que “se compite como se entrena” y, ahora, nadie se entrena como si fuese a competir mañana.



Source link

Deja un comentario