Cmo evitar que nos arda la espalda con el teletrabajo ( 2020-03-23 01:46:30 ) – ÚLTIMA HORA ESPAÑA


Las ocho horas diarias de la oficina, pero en casa. Sin silla con reposabrazos y altura del respaldo correcta, en la mesa del comedor, en el escritorio o de mala manera sentado en el sof y con los nios encima. Y con porttil, con pantalla mucho ms baja que la de un ordenador de mesa.

Con el teletrabajo implantado por muchas empresas, la espalda, el cuello, los hombros y los ojos sufren si no se tiene el material ergonmico idneo. An con mobiliario limitado en la mayora de las casas hay remedio, y bien sencillo, para evitar el dolor.

Para los trabajos sedentarios, “recomiendo romper con la postura prolongada cada 50 minutos. De cada hora, 50 minutos los dedicaremos a trabajar y 10 a hacer ejercicios de movilidad articular, de fuerza con gomas, por ejemplo, y de cardio. Y cambiar de postura”. Con esta simple solucin, “no deberamos sufrir muchos dolores”, asegura Alberto Snchez Sierra, miembro del Colegio de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha.

Con este pequeo receso, adems, la vista descansa. “Es necesario que apartemos la mirada de las pantallas, que enfoquemos en puntos lejanos, que miremos por la ventana al horizonte”, recomienda.

La postura de manual es la que exige sentarse con “90 de flexin de cadera, con los dos pies apoyados en el suelo, con los antebrazos sobre la mesa y la vista al frente para una visin recta“. Pero no todo el mundo est cmodo as. “Hay quien prefiere tumbarse en el sof con el porttil… y si est poco tiempo y luego modifica la posicin, tambin puede. El mensaje clave es que no siempre hay que tratar por conseguir esa postura de libro, sino romper con las malas, aguantarlas poco tiempo”, recuerda el especialista en ejercicio teraputico. La mejor, para el fisioterapeuta, “es la que te permite realizar tu trabajo de manera cmoda”.

Los minutos de parn peridicos, obligatorios para evitar dolores de espalda, son un buen comienzo para fijar buenos hbitos: “En esta cuarentena deberamos aprovechar para acostumbrarnos a practicar ejercicio y fomentar los hbitos saludables, aunque sea ahora en casa con esos 10 minutos de actividad“. El deporte diario, aade, “a largo plazo mejora las posturas y nos liberara de los dolores posturales”.

Mejor en un escritorio

El mobiliario casero tambin puede ayudar a evitar dolores de espalda a corto plazo. Ojo con la mesa del comedor, que no es la adecuada. “Por comodidad y por sus medidas amplias, suele ser la elegida, pero no es buena opcin. Estas mesas miden de 70 a 75 cm de alto. La mayora 75. Y los escritorios de 71 a 73 cm. Son escasos centmetros de ms, pero se notan. Son los justos para forzar las verticales si estamos muchas horas”, alerta la arquitecta e interiorista Laura Garna.

Tampoco vale una silla cualquiera. “Es fundamental escoger una de trabajo, ergonmica. Si no se tiene, hay que optar por una que tenga respaldo y reposabrazos“, recomienda, ms habituales en las casas. Prohibidos quedan los taburetes.

En horario laboral, la luz, mejor natural. “Aprovechemos que en casa uno se puede poner donde quiera. Lo mismo en el dormitorio hay un rinconcito ideal, cerca de la ventana, y se puede mover temporalmente un escritorio all o llevarlo al saln”, apunta la interiorista. Si es necesario aadir artificial, “la mejor opcin es utilizar un flexo o una lmpara que ilumine el plano de la mesa”. Si se es diestro, para no crear sombras a la hora de escribir, esta luz extra debe situarse a la izquierda. Los zurdos, al contrario.

Lo ideal es dedicar un espacio en exclusiva al trabajo. Si es imposible, la interiorista recalca la importancia del orden: “Hay que separar momentos. Si ocupamos por ejemplo el comedor con el porttil, al medio da y por la noche habr que retirar todo el material de oficina y diferenciar actividades. Por paz mental, si no se produce una sensacin de desidia”, asegura. Adems, recomienda decorar zona y “ponerla coqueta para sentirnos a gusto“.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



2020-03-23 01:46:30 – Fuente de la Noticia: ISABEL VILCHES

Deja un comentario