Arte romano en EspaƱa

El Arte romano en EspaƱa
El Arte romano

La cultura y el arte romano, llegaron despuĆ©s de las colonias griegas y se asentaron en la penĆ­nsula ibĆ©rica a partir de la Segunda Guerra PĆŗnica (finales del siglo III a.C.) DespuĆ©s de que el Alto Imperio se estableciĆ³, se fomentĆ³ el desarrollo cultural, por medio de la romanizaciĆ³n. En el imperio de Augusto y con la dinastĆ­a Julio-Claudia se hicieron grandes mejoras en las diversas infraestructuras y el establecimiento de ciudades al estilo romano (con calzadas, puentes, acueductos, anfiteatros, circos entre otras construcciones).

Los monumentos mĆ”s representativos de esta Ć©poca son el Acueducto de Segovia, el Puente de AlcĆ”ntara, ademĆ”s de otros tantos que estĆ”n dispersos por toda EspaƱa y que muestran que tan extensa fue la romanizaciĆ³n en la zona.

Se dice que en Hispania se imitaba todo el arte y la moda de la capital romana, recibiendo el nombre de emulatio, existiĆ³ una corriente llamada arte culto, que era de estilo helĆ©nico, racionalista y natural, existe otra hipĆ³tesis que sostiene que existiĆ³ un arte paralelo al arte de culto, denominado arte plebeyo, que era mĆ”s popular y era mĆ”s esquemĆ”tico, simple y expresionista que el arte culto, este tipo de arte evolucionĆ³ en diferente grado por todas las provincias.

Al periodo de Bajo Imperio Romano, se le conoce tambiĆ©n como antigĆ¼edad tardĆ­a, donde la modificaciĆ³n radical de la cultura romana tambiĆ©n presentĆ³ consecuencias en su arte. Entre los vestigios arqueolĆ³gicos, las mejores muestras de este periodo se encuentran en mosaicos dispersos en muchas villas rurales y en ciudades como AlcalĆ” de Henares (Complutum).