Arte paleocristiano


Arte paleocristiano

Arte paleocristiano

Este tipo de arte marca la etapa final en la influencia romana en la península. El cambio cultural se produjo después de la invasión germánica en el año 409 d.C. En los primeros tres siglos de la ocupación germánica, el arte no tiene muchas diferencias sobre el romano, en realidad se desconoce la época donde se estableció este arte, el cristianismo esta ligado a los apóstoles San Pablo y San Santiago.

Los cristianos también tienen su arte y conexiones con Roma e Italia, en el norte de África, también se puede apreciar este tipo de influencia. En los registros de los historiadores, no aparecen datos sobre la construcción de las iglesias o cuando iniciaron las construcciones.

En esos tiempos, existió mucha presión para los cristianos de abandonar su fe, estaba mal vista esta religión por los romanos. Muchos cristianos son perseguidos y martirizados, esto da pie a la proliferación del culto a los mártires y se edifican muchas esculturas y construcciones dedicados a la memoria de los cristianos.

Por el año 300, en Granada, se celebró un sínodo llamado Iliberri, se citaron 35 episcopales en Hispania. Se han encontrado restos arqueológicos de esas fechas, la mayoría son sarcófagos, que fueron las primeras manifestaciones del arte paleocristiano.

Las primeras manifestaciones de este tipo, pueden dividirse en dos tipos:

  • Las familias patricias de la fe cristiana, donde importaron de Roma mausoleos en el campo y los sarcófagos incluidos. Donde quedaron exentos de las cuotas fiscales por no pertenecer a una ciudad, por que aumentaron los impuestos para solventar las obras publicas que se iban construyendo, un ejemplo de esta clase de mausoleos es la Villa de la Olmeda.
  • Los cristianos humildes, que aparecen en necrópolis como las de Tárraco y Córdoba, donde tienen muchos rasgos artísticos paleocristianos, destacando sarcófagos como el de San Justo de la Vega, Historia de Susana y Cristo triunfante en Martos.