Arte gótico en España


Arte gótico

Arte gótico

El arte gótico no tiene un inicio cierto, por que entre los siglos XII y XII existe una transición desde el arte románico al gótico. No existe un estilo puro entre estos dos siglos, por lo que las construcciones que se hicieron en la época, tienen una amalgama de varios estilos.

Con el estilo gótico, se cambian las proporciones de las construcciones, es decir, por cada metro de base, había dos metros de altura en el románico, por así decirlo, en el estilo gótico las proporciones fueron de 1 por 3. Se implementan nuevas soluciones arquitectónicas como el peso de la bóveda, el cual descansaba sobre el muro, ahora se hace distribuyendo el peso entre puntos concretos, que si bien, no son innovaciones, son soluciones que se caracterizan en este periodo.

En esta etapa, se construyen las bóvedas de crucería, que tienen más altura que las bóvedas románicas, en la iglesias se caracterizan por construirlas de tres naves, un rosetón en la fachada y el tímpano. El crucero sobresale de la planta baja, con girola y capillas absidales. Como decoración en estos edificios, destacan los arbotantes y las gárgolas. Conforme pasa el tiempo, aparecen los pilares esbeltos en las construcciones y las bóvedas de crucería se vuelven estrelladas. Aparecen también los grandes vitrales y flamígeros.